Contratar a personas con discapacidad

Es una realidad que las personas con discapacidad tienen menos acceso a muchos de sus derechos fundamentales: la atención de su salud, la escuela, el trabajo.  Van a la escuela hasta que la economía familiar y las condiciones de accesibilidad lo permiten. En promedio, las personas con discapacidad en México estudian 5.3 años, es decir, no terminan la primaria, con estas habilidades salen a buscar trabajo y las ofertas a las que pueden aspirar son bajas, difícilmente llegan a mandos medios o altos. 

Sin embargo, aún con esta realidad, existe un 7% de la población con discapacidad en México que SI tiene acceso a educación superior, esto es, medio millón de personas con discapacidad que están capacitadas y tienen la independencia suficiente para integrarse a la vida laboral.  Esto es una base con la que podemos empezar a trabajar.

También es cierto que contratar a una persona con discapacidad representa un reto, no siempre tienen la experiencia necesaria (y si no les damos la oportunidad no la van a tener pronto), a veces hay que hacer adecuaciones físicas, pero el reto más importante, es que las empresas tenemos miedo a no sabernos relacionar con las personas, a equivocarnos al momento de tratarlas o a perder dinero al invertir en la inclusión de personas con discapacidad en nuestra empresa. Esta es la principal barrera, el miedo. Para querer integrar a personas con discapacidad en nuestras vidas es necesario ser valientes y pro-activos, si tratamos a las personas con discapacidad como tratamos a cualquier otro compañero de trabajo no podemos equivocarnos, es cierto que muchas veces ellos no tienen todas las habilidades sociales suaves desarrolladas y eso nos dificulta aún más la interacción, pero también es cierto que muchos de nuestros mejores colaboradores o nosotros mismos tampoco las tienen tan desarrolladas y aprendemos día a día.

A cambio de estas difucultades, incluir a personas con discapacidad tiene beneficios fundamentales en nuestra organización:

  • Más motivación para todos los trabajadores de la empresa- si ellos pueden, yo también.

  • Sensibiliza al resto del personal- aprendo a trabajar con una persona con discapacidad.

  • Mejora el clima laboral – mi empresa es incluyente, que orgullo.

  • Mejora la reputación de la empresa – esta empresa es incluyente, busca un México mejor.

  • Mayor productividad – las personas faltan menos y trabajan más.

  • Cambia el modo colectivo de convivir.

La inclusión laboral de personas con discapacidad no es un asunto altruista, no se trata de inventar un puesto, se trata de cubrir una necesidad de la empresa PERO de manera inlcuyente, esto es, considerando la opción de que el puesto sea cubierto por una persona con discapacidad, de esta manera reconocemos que la diversidad en la búsqueda, selección, contratación y retención de talento es un factor clave en nuestra organización.

5 pasos para lograr la inclusión laboral

Despertar el interés de la empresa por generar la inclusión- firmar un acuerdo de colaboración en dónde se definan las acciones a desarrollar para lograr la inclusión, especificar los deberes y obligaciones conjuntos, incluir un cronograma de trabajo.

análisis en terreno respecto a las instalaciones y lugar de trabajo donde se desempeñará la persona con discapacidad – elegir al candidato correcto

tanto para la persona con discapacidad en relación a su puesto de trabajo como para los compañeros de trabajo: taller de concientización- información.

apoyo en el primer día laboral, seguimiento del desempeño

medir y evaluar cómo se ha realizado el proceso: conversar los aprendizajes, reunirse con las instituciones colaboradoras, difundir la experiencia

Cómo relacionarse con trabajadores con discapacidad

  • Habla normalmente: No es necesario que hables lento o a gritos para que te entiendan, puedes usar un lenguaje normal, se espontáneo, natural y respetuoso.
  • Pregunta antes de ayudar: Si ves que algo le está costando trabajo, pregunta antes de ayudarle, por lo general las personas con discapacidad son autónomas, y les gusta hacer ellos mismos sus labores.
  • Si necesitas llamarle la atención o hacer algún ajuste, hazlo de manera adecuada y respetuoso como lo harías con cualquier otro trabajador
  • Respeta su espacio: las ayudas técnicas (sillas de ruedas, bastones, etc), son parte del espacio individual de una persona con discapacidad, respétalos, no los alejes de la persona.

Claves para construir una política de inclusión:

  • Conversar con todos el significado de inclusión, cómo se sienten respecto a integrar a PcD a la empresa.
  • Formalizar la política en un documento visible de una o dos páginas.
  • Difusión interna de la política de inclusión.
  • Integrar la política a los procesos de selección, reclutamiento y desarrollo profesional en la empresa.